Fidec

Comunidad
Interés General

Prevención y vacunas

La importancia de la Vacunación

Tanto la vacunación como el uso del agua potable han sido las dos herramientas más importantes para la prevención de enfermedades infecciosas. Las vacunas han logrado disminuir e incluso erradicar ciertas enfermedades graves, que producen secuelas incapacitantes e incluso la muerte.

Las vacunas deben utilizarse a lo largo de toda la vida. Es fundamental que niños, adolescentes y adultos estén al día con su esquema de vacunación para protegerse a sí mismos y a los que los rodean. Personas con determinadas condiciones médicas (embarazadas, enfermos cardiacos, pulmonares, hepáticos, renales, diabéticos, entre otros) tienen mayor riesgo a sufrir complicaciones y debe priorizarse la vacunación. Aquellos con contraindicaciones a alguna vacuna (como por ejemplo pacientes alérgicos o inmunocomprometidos), dependerán de que la comunidad se vacune para que se corte la circulación del germen y puedan quedar protegidos (efecto rebaño).

Lamentablemente, en los últimos años las vacunas han sufrido las consecuencias de su propio éxito. Enfermedades prevenibles por vacunas han dejado de observarse con frecuencia en nuestro medio y muchas veces no se las considera como una real amenaza para nuestra salud. Por el contrario, efectos adversos infrecuentes de éstas han comenzado a ser el centro de atención llevando a tomar la decisión equivocada de no vacunar. Esto ha provocado la reaparición de nuevos brotes de enfermedades que ya no veíamos.

Debemos recordar que las enfermedades prevenibles por vacunas continúan siendo un riesgo para nuestra vida y la de los demás, causando un gran impacto económico, y originando consultas médicas, hospitalizaciones y muertes que podrían ser evitadas a través de la vacunación.

Mitos y Verdades sobre las Vacunas

Si bien actualmente se dispone de numerosas fuentes de información sobre las vacunas (internet, redes sociales, etc.), muchas veces éstas pueden proveer información equivocada o no científica llevando a crear mitos y miedos infundados. Conocer la información correcta nos hará tomar una decisión acertada.

¿Las vacunas pueden producir la enfermedad?

No. Las vacunas están compuestas de gérmenes (virus o bacterias) en muy pequeña cantidad. Algunas contienen gérmenes muertos y otras gérmenes muy debilitados. Las vacunas NO PRODUCEN la enfermedad.

¿Mis defensas disminuyen cuando me vacuno?

No. Las vacunas hacen creer a nuestro cuerpo que estamos frente a una infección. Esto hace que nuestro cuerpo aumente las defensas para protegerse y eliminar al “falso agresor”. Cuando estemos frente al verdadero germen nuestras defensas estarán listas para atacarlo. No nos daremos cuenta que existió la infección.

¿Es mejor contraer la enfermedad naturalmente?

No. Cuando nos enfrentamos con el germen de manera natural, enfermamos y ponemos en riesgo nuestra salud.

Cuando nos vacunamos evitamos ese riesgo y adquirimos protección ante una futura infección.

¿Las vacunas ponen en riesgo mi vida?

No. Las vacunas son SEGURAS.

Los efectos secundarios a la vacunación son leves (Dolor en sitio de inyección por 1 o 2 días).

Las reacciones severas son muy poco frecuentes. Existe mayor riesgo de enfermar que de tener algún efecto secundario a la vacuna.

¿Las vacunas producen Autismo?

No. Todos estudios realizados han concluido que no existe una relación causal de las vacunas (Timerosal) con el Autismo. Si bien por precaución desde el 2002 la FDA ha dejado de utilizar este preservante en las vacunas de los niños, el Autismo no ha disminuido desde entonces.

Conozca los detalles de cada vacuna haciendo Click AQUÍ

Enfermedades Infecciosas en Adultos

Enfermedades Infecciosas en los Niños

Crecer sanos en casa y en la escuela


Crecer sanos en casa y en la escuela es una guía dirigida a padres, docentes y pediatras comprometidos con la salud física y emocional de los niños, niñas y adolescentes que estén bajo su cuidado.

Gracias a la estructura de tres sitios en uno, cada usuario accede a su sección exclusiva, donde podrá despejar sus dudas sobre las infecciones más frecuentes de la infancia y la adolescencia, así como conocer en detalle las vacunas y demás medidas eficaces para prevenirlas.

Además, para contribuir al cuidado integral de la salud, Crecer sanos en casa y en la escuela orienta sobre cómo favorecer el bienestar psicoemocional en los niños y promueve la actividad física y la práctica de deportes.

Como la niñez y la adolescencia son períodos clave para incorporar conductas y hábitos saludables que duren toda la vida, y por la importancia que los padres, docentes y pediatras tienen en este aprendizaje, esta guía les acerca también contenidos y herramientas específicas que los orientarán y ayudarán a cumplir mejor cada uno de estos roles.

Crecer sanos en casa y en la escuela está a cargo del equipo profesional que dirige el Dr. Daniel Stamboulian.

* Para mayor información, visitar www.crecersanos.com.ar.

* Descargar detalles

Vacunas para Viajeros

¿Por qué es importante la vacunación antes de los viajes?

Para cuidar la salud de los viajeros y prevenir muchas infecciones a las que se exponen a través de: el consumo de agua y alimentos, la picadura de insectos y artrópodos, la mordedura de animales, las heridas, la actividad sexual sin protección y las aglomeraciones de gente.

Ciertas vacunas son obligatorias para ingresar en algunos países, como la de fiebre amarilla; otras forman parte del calendario habitual y algunas se recomiendan en casos puntuales.

Muchas enfermedades frecuentes durante los viajes se pueden prevenir por vacunas. Toda travesía es una excelente oportunidad para actualizar las inmunizaciones y recibir otras que hagan falta.

¿A quién consultar antes de viajar?

Se recomienda acudir a un especialista en Medicina del Viajero o a un Infectólogo quienes cuentan con las últimas actualizaciones sobre la situación sanitaria de todos los destinos, así como el conocimiento específico para prevenir y tratar distintas afecciones usuales durante las travesías.

¿Con cuánto tiempo de anticipación se debe hacer la consulta médica?

Lo ideal es que quienes planeen un viaje acudan al especialista al menos entre 4 y 6 semanas antes, ya que hay vacunas que requieren de varias dosis para completar el esquema y obtener una protección adecuada. De todos modos, incluso quienes consulten al médico a último momento pueden beneficiarse con esquemas “rápidos”, como el caso de la inmunización contra la hepatitis B.

¿Qué factores se tienen en cuenta para la indicación de vacunas?

El médico considera distintos aspectos: las características personales del paciente (su historia clínica, antecedentes vacunales, condiciones previas, edad), la modalidad de viaje (tipo de alojamiento, duración de la estadía, actividades programadas), el itinerario o destino.

¿Qué vacunas suelen indicarse a viajeros?

Las que protegen contra:

  • Cólera
  • Difteria, tétanos, pertussis
  • Encefalitis virales
  • Fiebre amarilla
  • Fiebre tifoidea
  • Gripe
  • Hepatitis A y B
  • Meningococo
  • Poliomielitis
  • Rabia

* Para mas Información, visite www.escalainicial.com.ar

Para alcanzar nuestros objetivos trabajamos en:

Combatiendo enfermedades infecciosas en países emergentes

FIDEC is a 501(c)(3) tax-exempt organization. Contributions and Sponsorships are tax deductible to the fullest extent of the law and will benefit FIDEC's programs. Privacy Policy